Carme Pinós recorre su trayectoria en la primera exposición de una mujer arquitecta en España.

Para un grupo como el nuestro, donde lo que predomina es nuestra #pasionporlaarquitectura, es todo un honor hablar de Carme Pinó. En un país donde tres de cada cuatro estudiantes de arquitectura son mujeres, Carme Pinós ha abierto un nuevo y necesario camino en España. Ahora la arquitecta presenta una exposición sobre su trayectoria, y esto, aunque no parezca cierto, es la primera vez que ocurre en España, convirtiendose en la primera mujer arquitecto (a ella no le gusta el femenino para su profesion) que lo hace.

“La arquitectura es donde nos relacionamos, donde socializamos, donde creamos comunidad” así es como define su trabajo la arquitecta más internacional de España, con mayor reconocimiento desde que creó su propio estudio en 1991, y es que Carme Pinós reconoce sentirse más reconocida fuera del país, de hecho la arquitecta tiene obras en Austria, México o Australia, entre otros lugares, sin embargo, ha pasado gran parte de su trayectoria siendo desconocida para el gran público español, pero ahora, por fín, ha conseguido ser la primera mujer arquitecta con una exposición en toda España.

La carrera de Carme Pinós estuvo inicialmente ligada a la de su marido, el reconocido arquitecto Enric Miralles. Una unión fructífera en la que ella quedó eclipsada, ya que era un mundo dominado principalmente por hombres pero el divorcio y la muerte prematura de Enric Miralles, la empujaron a abrir su propio estudio en 1991 bajo el nombre de Estudio Carme Pinós, que despega después de ganar el concurso para hacer el Paseo Marítimo de Torrevieja (1996). Es a partir de ese momento cuando comienza a ser reconocida.

Carme Pinós asegura que hay elementos que distinguen a la arquitectura hecha por mujeres: “No imponerse tanto, la flexibilidad, saber que la arquitectura es algo que no viene impuesto sino que es algo que nos debe ayudar a vivir a hacer una vida mejor. Yo diría que las mujeres tenemos menos ego”.

De su etapa inicial con Miralles, además del Cementerio de Igualada, las obras más reconocidas son: la Escuela La Llauna, Badalona (1991), el Centro Social en Hostalets de Balenyà (1992), instalaciones de tiro con arco en Barcelona (1991), el Pabellón Pedro Ferrándiz (1993), el Centro Social La Mina (1993) y la Escuela-Hogar en Morella (1993). Por esta última obra recibieron el Premio Nacional de Arquitectura en 1995.

 

Entre sus proyectos actuales más destacados se encuentran el Plan General del centro histórico de Saint Dizier (Francia), donde también está llevando a cabo diversas intervenciones en el espacio público; la construcción del edificio, el centro cultural y de exposiciones Caixa Forum de Zaragoza (España); y el conjunto compuesto por la plaza de la Gardunya, la Escuela Massana, un edificio de viviendas y la fachada posterior del mercado de La Boquería, en Barcelona.

En el año 2012 crea la firma de mobiliario Objects by Estudio Carme Pinós. Una colección de productos a precios accesibles, con materiales de alta calidad, versátiles y de fácil montaje que pueden adquirirse a través de la página web de Objects.