Desde CADBE: PASIÓN POR LA ARQUITECTURA os presentamos 6 Edificios que redefinen la arquitectura de los 5 últimos años.

Fundación Louis Vuitton (2014) / Frank Gehry (París).

En palabras de Frank Gehry, “Para reflejar nuestro mundo en constante cambio, hemos querido crear un edificio que evolucionara de acuerdo con el tiempo y la luz para dar la impresión de algo efímero y en continuo cambio”. El edificio tiene con 12 “velas” constituidas por 3.600 paneles de vidrio curvado que envuelven una estructura de paneles blancos de hormigón. El museo se abrió en octubre de 2014. Debido a sus estrictos códigos de construcción y pedigrí arquitectónico, París se encuentra entre los lugares más difíciles del mundo para diseñar con éxito arquitectura moderna. Sin embargo, déjalo en manos del más lírico de todos los arquitectos estelares, Frank Gehry, y su fenomenal Fundación Louis Vuitton, para lograr tal hazaña. Terminada en 2014, la estructura de vidrio en forma de recipiente se encuentra entre los árboles y los céspedes del Bois de Boulogne de París. El edificio contiene la impresionante colección de arte de LVMH, con obras que van desde Kusama y Abramovi´c hasta Matisse y Giacometti repartidas en el espacio de 38.000 m2.

Shanghai Tower (2015) / Gensler (Shanghai)

Diseñada por Gensler y completada en 2015, la Torre de Shanghái de 630 metros de altura y en el que sorprendentemente su diseño, con una forma asimétrica con esquinas redondeadas, ahorró unos 58 millones de dólares en costos de material en comparación con una construcción angular tradicional del mismo tamaño. “La forma asimétrica de la torre, su perfil cónico y sus esquinas redondeadas permiten que el edificio resista los vientos con fuerza de tifón que son comunes en Shanghai”, dice Xiaomei Lee, director general regional de Gensler en China, y director del proyecto de la Torre de Shanghai. “Utilizando una prueba de túnel de viento realizada en un laboratorio canadiense, Gensler refinó la forma de la torre, lo que redujo las cargas de viento del edificio en un 24 %. El resultado llegó en forma de una estructura más ligera, ahorrando costos para los materiales requeridos”.

432 Park Avenue (2015) / Rafael Viñoly (Nueva York)

432 Park Avenue, de Rafael Viñoly, es el edificio residencial terminado más alto del hemisferio occidental y, como tal, exige la atención de una manera que ningún edificio residencial ha tenido jamás. Ubicado en el corazón del centro de Manhattan, el rascacielos de 425 metros de altura se puede ver desde los cinco condados. Los defensores del diseño dirán que hay una cierta elegancia en la forma totalmente blanca y uniforme, mientras que los escépticos argumentan que carece de carácter.

The Broad (2015) / Diller Scofidio + Renfro en colaboración con Gensler (Los Ángeles)

El edificio de 15.000 m2 actúa como un amortiguador perfecto entre el mundo interior y exterior. “La mayoría de los museos son opacos a la calle y están enfocados hacia dentro. The Broad utiliza un sistema semiporoso, que llamamos ‘el velo’, para fomentar una interfaz más urbana”, dice Elizabeth Diller, socia y cofundadora. “La porosidad del velo sugiere una visión bidireccional. Te tienta desde la calle a través de su esquina elevada, mientras que las vistas desde el interior de la galería son oblicuas para que los visitantes no se distraigan, sin estar completamente separados del mundo”.

The Oculus (2016) / Santiago Calatrava (New York)

Aunque siempre polémico, Santiago Calatrava se ha forjado una reputación de crear estructuras tan dinámicas que parecen preparadas para tomar vuelo en cualquier momento. Y el diseño del Oculus nacido en España no es una excepción. La estructura está construida de acero, hormigón, piedra y vidrio, y toma la forma de un pájaro, específicamente un ave fénix, en pleno vuelo. El simbolismo de un ave fénix que se levanta de las cenizas es inmediato, ya que el edificio está ubicado a pocos metros del Memorial Museum del 11 de septiembre en el centro de Manhattan. Pero no es solo el simbolismo, sino también el diseño, la capacidad de los visitantes de moverse con facilidad a través de un espacio que conecta 11 líneas de metro e innumerables espacios comerciales y de oficinas, lo que hace de este centro de transporte una maravilla arquitectónica, aunque con goteras.

Elbphilharmonie Hamburg (2017) / Herzog & de Meuron (Hamburgo)

En su forma más básica, el diseño de Herzog & de Meuron para la Elbphilharmonie Hamburg es evidencia física de que la reutilización adaptativa se puede hacer con un efecto sorprendente y llamativo. El vidrio cubre completamente la parte superior de la estructura, haciendo que parezca más un barco de vanguardia que un espacio para actuaciones musicales. Completado en 2017, la mitad inferior del edificio (en la que se encuentra Elbphilharmonie Hamburg) tiene una historia que en realidad se remonta más allá de eso. La base del diseño de Herzog & de Meuron es un edificio de ladrillos que fue un antiguo almacén construido en 1963.

                    

L