En los tiempos que estamos pasando con la pandemia de la Covid 19, los más privilegiados han podido contar con un espacio extra, esa codiciada terraza que algunos ciudadanos tienen la suerte de poder disfrutar. Las terrazas y/o jardines se han convertido en el preciado oasis en el que poder descansar, leer un rato, hacer ejercicio, tomar el sol y poder  disfrutar con la familia  de una buena comida o ya ahora también, de una agradable cena con los amigos. Dada esta renovada importancia sobrevenida a estos espacios, te pasamos unos sencillos consejos que hemos recogido de dos conocidos medios como son Levante y Diez Minutos, para poder renovarlos con muy poco presupuesto pero con un llamativo resultado.

  • Destalles llenos de color como los textiles pueden ayudarnos a conseguir un espacio acogedor. Hay veces que simplemente con renovar los cojines es suficiente para dar un nuevo aire a tus muebles de jardín o terraza. Puedes encontrarlos lisos en color gris claro, verde o azul; o también de rayas en color rosa, azul o amarillo.
  • Si tienes sombrilla, estupendo, hay que limpiarla, si no, un paraguas maxi es el complemento perfecto para improvisar.
  • Es el mejor momento para prestar atención a las plantas en la terraza “podarlas, limpiar sus hojas, lavar las macetas, trasplantar” o hacer semilleros es otra de las opciones para llenarla de vida y mantener la mente ocupada, además, las plantas siempre dan un poco de alegría y frescor, eso sí tenéis que tener en cuenta la orientación de la terraza. Hay plantas que prefieren el sol de tarde y otras el de mañana.
  • Con el buen tiempo alargamos nuestra estancia en el jardín hasta que oscurece y si quieres aprovecharlo por la noche, es básico instalar una iluminación discreta y cálida. Con ello conseguirás crear un ambiente acogedor y muy apetecible. Podemos iluminar con lámparas de exterior, velas, tiestos, esculturas, farolas, farolillos o guirnaldas de bombillas. La iluminación es uno de los puntos más importantes de cualquier espacio. Añadirá ese toque personal y cálido al conjunto, que te invitará a vivir una experiencia mágica.
  • En el caso de que se trate de que las dimensiones sean las de un pequeño balcón, también se puede hacer de él un pequeño paraíso. “Basta con una mesa, una bonita vela, y un par de sillas pequeñas con colores vivos”.