¿Estás pensando en comprar una vivienda de segunda mano? Frente a una vivienda comprada sobre plano, una vivienda de segunda mano, tiene algunas ventajas. Además del precio, inferior al de la obra nueva, una vivienda de segunda mano te permitirá comprobar in situ que el espacio se adapta a tus necesidades o estilo de vida.

Es muy importante que cuando realices una visita a una propiedad que te interese, te fijes en una serie de aspectos y hagas una serie de preguntas clave. El objetivo es recabar toda la información que necesitas para evitar que después te tengas que llevar las manos a la cabeza.

1. Si la vivienda te ha gustado, deberías hacer más de una visita. Es mejor si las haces a distintas horas para poder apreciar mejor los posibles defectos que pueda tener la vivienda: humedades, grietas, ruido, la luminosidad de la vivienda…etc. Apunta todos los posibles problemas o defectos. Hacer un cálculo aproximado de las cosas que querrías cambiar antes de entrar a vivir te servirá para calcular el precio que sería justo pagar por ella.

2. Pregunta qué tipo de calefacción tiene la casa. Esto es muy importante para poder calcular el gasto de la misma. También debes informarte del tipo de aislamientos que tienen las ventanas; así sabrás si puedes ahorrarte algo de calefacción o no. Hazte una lista para que no se te olvide nada.

3. Comprueba que los metros que especifican en el anuncio de la vivienda son los que se muestran en la escritura de la vivienda, ya que la venta se hace como “cuerpo cierto” y más tarde ya no habrá posibilidad de hacer ningún tipo de reclamación.

4. Habla con el administrador de la finca para saber si en breve pudiera haber alguna derrama por alguna mejora en el edificio. Esto es muy importante sobre todo si el edificio es algo antiguo, ya que a veces las derramas son cuantiosas y te pueden suponer un problema. Pídele también al administrador un certificado que demuestre que el actual propietario está al corriente de los pagos de la comunidad y confirma con él la cuota mensual. Investiga también el valor del IBI de esa vivienda. Todo esto te ayudará a no llevarte sorpresas engorrosas.

5. Es muy importante que pidas al propietario que solicite una nota simple al Registro de la Propiedad para saber si la propiedad está libre de cargas, aunque en el peor de los casos, será el propio Notario el que la demande antes de que escritures.

Debes saber que, en cualquier caso, dispones de seis meses para reclamar al vendedor cualquier vicio oculto que se te hubiera pasado.

CADBE Responde es una sección de nuestro blog que te ayudará a resolver las dudas más frecuentes sobre temas inmobiliarios. En CADBE somos especialistas en Property Management y contamos con un equipo multidisciplinar (legal, técnico y comercial) que ayuda a nuestros clientes a gestionar sus propiedades.