Durante este año 2020, la inversión en inmuebles continuará siendo interesante, ya no solo para los grandes fondos de inversión, sino también para los inversores más pequeños, gracias sobre todo a la estabilización de los precios y a la mayor flexibilidad de los bancos a la hora de conceder préstamos hipotecarios. Por esta razón, queremos dar una serie de pautas o consejos en esta sección a todos aquellos que vayan a comprar un inmueble como inversión durante este año.

Deja las prisas a un lado

Es fundamental que todo inversor se aleje de las prisas y de las emociones. Estamos hablando de cantidades elevadas, por lo que se ha de ser lo más racional posible y estudiar a fondo cada aspecto que pueda afectar a la futura rentabilidad.

Elige con detenimiento la zona

La situación del inmueble a rentabilizar es fundamental. intenta buscar zonas bien equipadas con todo tipo de servicios, transportes, colegios, centros de salud…etc.

Si la zona está próxima a alguna universidad, el éxito está asegurado en cuanto a la ocupación por estudiantes (si lo que deseas es alquilar), aunque tendrás que sopesar la poca durabilidad de los contratos en estos casos, y el estado en el que normalmente dejan las viviendas los inquilinos.

Si la inversión se va a enfocar en poblaciones pequeñas, optaremos por viviendas residenciales, pero si la inversión es en poblaciones grandes, también pueden ser interesantes los locales u oficinas.

En la cercanía está la clave

Aconsejamos también que la inversión se haga en la misma zona donde vivamos, de esa forma será más fácil gestionar todo lo que vaya aconteciendo.

¿Alquiler o venta?

Una vez elegido el dónde, será interesante analizar las expectativas de alquiler o venta de la zona, dependiendo si la inversión es a corto o a largo plazo.

Contempla todas las características del inmueble

Es fundamental también analizar las características del inmueble: estado general de la vivienda o local, orientación, número de dormitorios, baños, zonas comunes, ascensor, antigüedad…etc.

Si la vivienda es muy antigua, el coste debe ser bajo, y la reforma factible, porque de lo contrario nunca obtendremos la rentabilidad deseada y tened en cuenta que una vivienda en buen estado tiene siempre muchas más posibilidades de ser alquilada o vendida.

Controla los gastos

Mucha atención con aquellos inmuebles donde los gastos de comunidad sean altos, bien porque tengan unas costosas zonas comunes, o bien por el reducido número de vecinos para mantenerlas, ya que ello se traduciría en una pérdida en el beneficio.

Por esta misma razón, debemos preguntar al conserje, al administrador de la comunidad, o a su presidente, si existen o existirán próximas derramas, y si además existe algún tipo de morosidad grave en el pago de las cuotas de los gastos de dicha comunidad.

Consigue el mejor préstamo

Si bien nos encontramos en una mejor situación que hace unos años a la hora de obtener un préstamo hipotecario, será de manual el consultar al mayor número posible de bancos y negociar para conseguir el mejor crédito que ofrezca el mercado.

Cuenta con ayuda cualificada

Y, por último, y no menos importante, lo aconsejable es contar con la ayuda de un Agente experto en inmuebles; esto te ayudará a no asumir riesgos innecesarios y a no sufrir ningún tipo de percance.

CADBE Responde es una sección de nuestro blog que te ayudará a resolver las dudas más frecuentes sobre temas inmobiliarios. En CADBE somos especialistas en Property Management y contamos con un equipo multidisciplinar (legal, técnico y comercial) que ayuda a nuestros clientes a gestionar sus propiedades.